Entrevista a Luciano Gazzero, Coordinador del taller de teatro y creador del proyecto SaludARTE.

El ARTE NO ES TERAPIA, PERO SUS RESULTADOS SON TERAPÉUTICOS

 

¿ Qué es el arte terapia?SONY DSC

 

En mi baga experiencia, lo que entiendo por arte terapia es la forma de crear a través de resultados psicosociales que van vivenciando las personas y llevar esos resultados a hacer teatro. El arte no es terapia, pero sus resultados son terapéuticos, es como jugar y aprender jugando. Si bien inicia con el psicodrama y el rol play dentro el ámbito terapéutico, yo creo que es una forma de crear un equipo donde uno tiene una meta en particular-en este caso el teatro-y ver que resultados se obtienen, tanto en la creación colectiva como en los componentes de este arte que es el teatro. Es hacer arte por medio de la terapia o que a la vez la
terapia sea artística y poder exponer esos resultados artísticos para darles nuevos mensajes a la sociedad.

¿Cómo comienza el taller de teatro saludarte?

 

El taller de teatro saludarte comienza en base a mi proyecto. Cuando estaba en tercer año de la carrera de teatro me tocó salir a trabajar y en vez de trabajar por otro lado decidí trabajar en arte mismo. Empecé a indagar algunos aspectos, que creo que son necesarios indagar, para obtener nuevos resultados en lo relacionado al arte. El arte es tan amplio que a veces es solo cuestión de ver y de indagar. Particularmente yo empecé a indagar en esto del arte terapia en la discapacidad y veía que si bien no se obtenían resultados meramente artísticos, se veían resultados positivos a nivel terapéutico.

Mi proyecto fue tomado por la Fundación Teatro del Libertador San Martín, ellos se hicieron cargo de los costos del proyecto y de todo lo que respecta llevarlo a delante y decidimos llevarlo a un lugar público que tenga que ver con lo terapéutico y con la salud mental, que es el hospital pediátrico del niño Jesús, y ahí empezar aplicar nuevas técnicas porque ya no se hablaba de discapacidad sino de problemas psicosociales y otros que no hacían al rango de la discapacidad profunda como yo lo venia trabajando anteriormente.

 

¿Por qué decidiste llevarlo a un lugar público?

 

Yo creo que hoy el arte esta a disposición de todo el mundo, pero no todo el mundo le da el lugar que se merece, entonces creemos que estos lugares públicos pueden darle el lugar que se merece y el respeto que se merece. Si bien uno esta trabajando en una entidad pública donde constantemente entre y sale gente, donde no depende de uno de que el niño valla sino que depende de millones de otros factores, precisamente porque es público, tiene esa otra mirada de que se valora lo que se está haciendo pero esto ya entra en cuestiones estrictamente personales. Además., yo y el resto del equipo del proyecto y que ya que la fundación lo avala y lo apoya gracias a sus esponsores y apuesta a que esto tiene que salir adelante, creemos que esta bueno que sea en lugares públicos para que sea mucho mas fructífero y que la gente lo pueda aprovechar mucho mas

 

 

 

 

¿Cómo se trabaja con el taller?

 

Por un lado tenemos expresión verbal, que es la primera instancia y es donde nos sentamos en circulo, tratamos de concentrar la atención de los chicos y poder volcar en este circulo de manera oral, vivencias de la semana, cosas positivas o negativas que los chicos han vivido, y por medio de esta instancia ver por donde vamos a encarar después la instancia mas importante que es la instancia teatral.

Seguido a esta instancia verbal donde vamos trabajando los problemas fonatorios que algunos chicos traen, el léxico, el habla, reeducamos en algunos casos el habla, compartimos con el chico estas experiencias de vida, y tratamos de saber como esta el chico, como se siente. Tratamos también, que el chico pueda hacer un grupo de pertenencia dentro del taller por medio de esta expresión oral y verbal y pueda transmitirnos lo que el siente en ese momento para luego pode trabajarlo a nivel artístico y para que el chico entienda en que instancia artística se esta sometiendo en relación al teatro, lo cual me parece sumamente importante a la hora de trabajar, porque no soy participe de ser yo el director de un grupo de niños, sino que todos seamos integrantes del grupo de teatro, donde juntos podamos crear y no ser yo el crea para que ellos representen .

La otra instancia es donde trabajamos sobre la motricidad con dinámicas teatrales, algunas otras que tienen que ver con la expresión corporal y un poco lo que hacemos es que lo que el niño no puedo expresar verbalmente, lo pueda expresar corporalmente por medio de diferentes dinámicas y de esa manera armar algo artístico acompañado de musicalización o probar técnicas de relajación y ejercicios que hagan al bienestar físico del niño, sacándolo un poco del contexto mediático en el que vive

Yo creo que es ahí donde podemos llamamos terapéutica a la relación con el arte, volvemos a lograr que en una hora de trabajo expresivo el niño pueda olvidarse de la playstation, la computadora o el televisor, y que pueda el mismo crear cosas innovadoras y que después lo lleve a trabajar sobre otros aspecto sanos y positivos de él.

Tenemos casos de niños que han descubierto que tienen grandes talentos a nivel artístico en cuanto a los que es la expresión verbal y otros chicos que han descubierto que tienen un gran potencial motriz y eso los ayudó a realizar otras actividades, como por ejemplo nenas que han empezado por la expresión corporal en el taller de teatro y se dedican también a hacer danzas. Esa es la idea del taller, jugar y descubrir cosas sanas en ellos y empezar a trabajar sobre lo básico del entrenamiento corporal del actor para llegar a la instancia teatral, que es la tercera instancia del taller. Ahí es donde se ponen en juego todo lo que tiene que ver con el teatro ya sean representaciones, improvisaciones, títeres, cuentos, collages, historias escritas, donde el niño en base a esta primera charla, mas lo que ve en base a su cuerpo, manifiesta lo que desea expresar en relación al arte.

Cuando hablamos de niños obviamente estamos hablando de fantasías que hacen a su realidad y de muchas otras cosas que ellos quieren volver a hacer fantasía porque hay muchos niños adultizados que no tienen esa instancia de juego y ahí uno vuelve a lo terapéutico. En el taller de teatro y en este caso en particular, en el servicio de salud mental creo que logramos que el niño tenga dos horas de disfrute y de juego porque cuando sale de ahí a lo mejor se encuentra con otra realidad, que es o la de ir a trabajar o de ayudar a la familia. Entonces, por medio de esas dos horas de juego y por medio de esas fantasías que están dando vueltas en el niño creamos algo artístico y podemos desarrollarlo y eso se ve en las improvisaciones o en las instancias graficas donde el niño empieza a explorar la libertad de crear una obra de teatro o de inventar un personaje y jugar a ese personaje y llevarlo hasta el máximo y descubrir que hay personajes que son tan parecidos a el o no.

En el taller del teatro hay cosas que no escapan a lo terapéutico pero lo que yo quiero es que no dejen de ser arte. Mis objetivos de este taller es hacer arte de lo terapéutico.

 

¿Como fue la respuesta de los padres?

 

Al principio costo, pero se interactuó con ellos como corresponde y se les dio la confianza que necesitaban. Creo a los padres se les dio el lugar que se merecen y nosotros constantemente les damos el lugar que se merecen, asistiendo al taller, tratando de que ellos puedan observar en determinadas clases lo que sus hijos van creando y estando en constante comunicación con ellos sobre el crecimiento que el niño va teniendo en el taller o de las inquietudes que ellos tienen, que son planteadas antes de que comience el taller y después nosotros observamos la conducta del chico en el taller y le devolvemos al padre lo percibido. Eso se fue dando con el tiempo, al principio lo s padres venían, traían a los chicos y esperaban dos horas a que el chico saliera del taller. Después un día surgió la idea de que entre ellos pudieran charlar sobre las cuestiones del taller o que pudieran armar el vestuario de los chicos, y ya entre ellos empezaron a fomentar un grupo terapéutico de los padres y esto es algo que no lo esperábamos y que ayuda a que se comprometan con el trabajo de los chicos.

 

 ¿Cómo se miden los resultados del taller?

 

Yo creo que los resultados se ven cuando el equipo se crea, cuando se puede llegar a una representación, cuando se logra que un niño pueda jugar, los objetivos del taller se ven en el grupo. En relación al niño uno puede plantar 20 mil semillas en él, de las cuales algunas de esas semillas nosotros podemos ver en el mismo taller como fueron madurando y creciendo y de las cuales algunas otras nos las vamos a ver, pero si se ven en relación a como ellos cambian su conducta, su comportamiento, su léxico a su manera de ver las cosas en relación a sus pares y la forma de accionar ante esos niños y la forma de resolver los problemas junto a sus compañeros.

Los resultados se empiezan a visualizar -y eso es lo que tiene de rico el arte- en la situación que se vive en el taller, el taller en ese momento tiene vida propia, que es el aquí y el ahora y ahí es donde se ven la mayoría de los resultados: como el niño aquí y ahora resolvió un conflicto que tiempo atrás no lo podía resolver, porque no tenia amplitud para otra mirada o presentaba resistencia al cambio.

Eso en cuanto a terapéuticos, en cuanto a resultados artísticos, por ejemplo había una nena en el taller que tenia problemas de conducta y le gustaba hacer el papel de Reina Mala y a medida que ella iba haciendo las representaciones, se daba cuenta de que las otras princesas eran felices y ella era mala, hasta que una clase vino y dijo: “ hoy la Reina de Corazones, va a ser mala pero al principio y después se va a poner media buena”, y eso es lo bueno del taller nunca sabes como va a terminar la obra ni como va a empezar porque los chicos la van modificando en base a lo que van reflexionado en torno a los personajes que ellos arman.

Así fue, que al momento de presentar la obra la Reina de Corazones había cumplido todo un proceso donde ya no era más la reina mala, tenia maldad para llevar a cabo el conflicto, pero terminaba con un final feliz. Esta nena, pudo reflexionar en base al personaje que había armado, volcando la experiencia de vivenciar otras cosas, tomando como fructífero y rico el aprendizaje de ese personaje, para después trasladarlo a su vida cotidiana. El teatro les permite eso, jugar con su fantasía y su cotidianeidad poniéndolo en otro personaje donde no se hacen cargo ellos, sino que es el personaje el que hace esas cosas y eso les da la oportunidad de reflexionar y buscar otras emociones. Y ahí es donde se ven los resultados terapéuticos y artísticos

Hoy puedo decir que el taller en cuanto a sus objetivos y a su crecimiento se ve cumplido por la asistencia de los pibes, por la predisposición de trabajo y por las otras cosas que fueron sumando al taller. De todas formas creo que falta mucho por caminar todavía

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Publicado el julio 8, 2014 en Uncategorized. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: